{{ post.post_title }}

{{ post.acf.mochilero_subtitulo }}

Por: {{ post.acf.mochilero_autor }} | {{ post.post_date | formatDate | date: 'longDate' }}

{{ post.acf.mochilero_imagen.alt }}
{{ post.acf.mochilero_imagen.alt }}

Nuestros platillos consentidos de la gastronomía de Oaxaca.

Precaución: este artículo puede provocar un antojo inmediato de tlayudas y la necesidad incontrolable de viajar a Oaxaca.

El estado de Oaxaca, además de sus playas, pueblos y mezcales, tiene otra gran razón por la que vale la pena conocerlo y visitarlo un montón de veces: su deliciosa comida.

Como ya sabes que el mole negro es el platillo oaxaqueño por excelencia y que no te lo vas perder, este es nuestro Top 5 de comidas oaxaqueñas

 

tlayudas oaxaqueñas, donde comer tlayudas en oaxaca, mejores platillos de oaxaca

Tlayudas

La tlayuda es una tortilla enorme de textura crujiente que, en su versión típica, se una con asiento de cerdo (parecido al chicharrón prensado), se le pone quesillo y tasajo asado, un poco de col picada y se baña con salsa molcajeteada.

Caldo de Piedra

Es un platillo tradicional con origen prehispánico de San Felipe Usila que, según la vieja usanza, es preparado por los hombre para consentir a las mujeres. Consiste en un caldo de pescado, camarones y verduras que se calienta sobre piedras al rojo vivo y es este método el que le da su peculiar sabor.

Tejate

Bebida de maíz, cacao blanco, mamey y azúcar que se sirve súper fría y es ideal para refrescarte después de caminar con el calorón de Oaxaca. Los que saben, recomiendan beberla rápido y con grandes tragos.

Quesillo

Mal llamado por los chilangos “queso Oaxaca”, probar esta delicia en su lugar de origen nada tiene que ver con las versiones que conseguimos en el supermercado. Comerlo solo y fresco es riquísimo, pero lo normal es que sirva para acompañar muchos otros platillos.

Mejor queso oaxaca, platillos con quesillo, comida oaxaqueña gourmet

Y como ninguna experiencia gastronómica puede estar completa sin el postre:

Nieve de tuna

Por sencilla que pueda sonar una nieve mexicana, la de tuna no la conseguirás fácilmente en el resto de la república y eso ya es pretexto suficiente para tomarla mientras paseas por la calle Macedonio Alcalá en el centro histórico.

Por sencilla que pueda sonar una nieve mexicana, la de tuna no la conseguirás fácilmente en el resto de la república y eso ya es pretexto suficiente para tomarla mientras paseas por la calle Macedonio Alcalá en el centro histórico.

Enviar nota

{{ post.acf.popup_subtitulo }}