desde $1,050 USD $840 USD
  • Días: 10
  • Noches: 9
  • Idioma: Inglés
Ciudades Madrid - Valencia - Barcelona - Marsella - Florencia - Roma
Incluye

Western Runner

Experimenta lo mejor del oeste en este viaje inspirador

¡Corre, corre, corre, tan rápido como puedas! Estamos bromeando. Queremos que disfrutes de esta aventura épica por Europa Occidental a tu propio ritmo. Con tanto que ver, ¿por qué la prisa? Empieza tu viaje en el maravilloso Madrid y a través de la ciudad portuaria de Valencia, pasando por Barca, la magnífica Marsella y Florencia fabulosa antes de deleitar tus sentidos en Roma. Con tantas cosas increíbles por ver, es mejor empezar a prepararte. O sea… ahora.

Para viajar de Octubre 2017 – Febrero 2018


INCLUYE

  • 9 desayunos, 2 cenas
  • 7 noches en hostal y 1 noche en bungalow
  • Visitas guiadas de todas las principales ciudades
  • Atrevete a bailar Flamenco
  • Paseo por las Ramblas
  • Caminata en Ponte Vecchio
  • Impresionate  con la Capilla Sixtina

Aplican restricciones*

NO INCLUYE

  • Vuelo internacional
  • Actividades y comidas no descritos en itinerario
  • Seguro de asistencia

ITINERARIO

¡Hala, Madrid! Antes de reunirte con la pandilla esta tarde, echa un vistazo al Palacio Real, cultívate en el Museo del Prado o simplemente relájate en los jardines botánicos. Después de la puesta del sol, puedes ahondar en la vida nocturna bulliciosa en las zonas de Malasaña y Chueca. Sólo prepárate para andar de fiesta hasta el amanecer (y atascarte con deliciosos churros a una hora ridícula). |
Rumbo a la tercera ciudad más grande de España, Valencia. Un fabuloso híbrido de pasado y presente, este pintoresco pueblo portuario combina edificios de vanguardia con instalaciones modernas (como el Complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias) y puertos llenos de espuma.
Bienvenidos a la ciudad del art nouveau, acentos seductores y lo más importante, ricas tapas. Hoy llegamos a Barcelona y aprendemos el significado detrás del apasionado grito de fútbol "Visca el Barça!" (¡Viva el Barça!). Pasea por las bulliciosas Ramblas y trata de no ser tentado por los artistas callejeros y los vendedores de recuerdos, y luego disfruta de un suculento festín en nuestra cena incluida. ¿Con ganas de bailar Flamenco? Conéctate con tu español bailaor de flamenco interno y ponte a bailar en la sobremesa.
Marca las casillas de la Sagrada Familia, el Barrio Gótico y el Monte Tibidabo en tu lista. Después de un día de mucha exploración, sal a conocer la colorida vida nocturna (nota: no es inusual llegar a los clubes después de la medianoche, así que asegúrate de haber dormido una siesta de belleza).
Hoy cruzamos la frontera con Francia (Marsella, para ser exactos). Con su muelle bordeado de barcos, historia y arquitectura, no es de extrañar que esta sea una de las ciudades más visitadas de Francia. Un crisol de paisajes, pasa el día explorando los coloridos mercados, las Calanques, la zona de Panier y la Corniche.
Tu segundo día en Marsella es libre para pasear a placer. Explora la bulliciosa Canebière o ve a probar el bouillabaisse - el caldo de pescado inventado en Marsella – mientras ves el atardecer sobre el Vieux Port. Simplemente perfecto.
Con más cultura que un hipster británico, más de 1,800 restaurantes y el mejor helado del mundo, Florencia es el lugar donde se hacen realidad todos tus sueños italianos. Después de recorrer las calles pintorescas de la ciudad, deléitate con una copiosa cena incluida antes de dejarte caer en la cama con una barriga llena y una tarjeta de memoria aún más llena.
¡Hora de despertar! Florencia está lista y esperando. Disfruta de una visita guiada a pie por los lugares famosos de la ciudad esta mañana. Piénsalo: Ponte Vecchio, la Catedral de Florencia y ese famoso tipo desnudo, David. Después, intenta encontrar ese "mejor gelato del mundo" del que estábamos hablando (dependiendo de qué artículo en la web leíste).
Hoy estamos enamorados de Roma. Prepara tu Instagram para un paseo a pie por los lugares imprescindibles de esta ciudad cosmopolita y extensa. Después de todo, el Coliseo, la Fontana de Trevi, la Escalinata Española y el Panteón no se van a tomar selfies sin ti.
Si estás preparado para una última salida después del desayuno, visita el país más pequeño del mundo (hola, Ciudad del Vaticano) y maravíllate con el magnífico techo de la Capilla Sixtina. Aparentemente, Miguel Ángel estaba un poco molesto cuando le encargaron pintar la obra maestra, ya que su principal profesión artística era esculpir, pero para un artista renuente su trabajo es bastante impresionante. Juzga por ti mismo o simplemente mézclate con los lugareños. El espresso es obligatorio.

CLAVE: EEWMMR

RECORRIDO DEL TOUR

Conoce el financiamiento para tu viaje